¡Estuvo cerca! Cristiano Ronaldo tenía el gol entre ceja y ceja desde hace unas semanas con el Real Madrid . Esta vez, su víctima en las redes iba a ser el portero del Barcelona Ter Stegen , pero le arrebataron la alegría.

Toni Kroos lanzó —como casi siempre— un gran centro desde un tiro de esquina a favor de la ‘Casa Blanca’ en el minuto 2 del clásico. Su compañero Raphael Varane lo conectó de cabeza y el remate salió algo desviado.

Pero allí estaba ‘CR7’, sigiloso, quien apareció para corregir el rumbo del balón derecho al arco de los ‘Culés’. Cristiano celebró lo que, en ese momento, hubiese sido su gol número 54 en el año. Sin embargo, escuchó el sonido del pito del árbitro.

En la repetición, todos pudieron ver que el portugués estaba unos pasos adelantado y que la acción sí debió ser invalidada. Aún le quedan 45 minutos al delantero para poder ser el goleador del año.

Deja tu comentario