En el Dakar se padece todo tipo de contratiempos y muchos buscan superar las dificultades de la mejor forma que puedan.

Los peruanos muchas veces están expuestos a sufrir problemas en cada etapa que corren y eso le pasó a la familia Ferrand, según contó Leonardo Baronio.

Baronio es copiloto de Juan Carlos Vallejo y son del Team ProRaid al igual que Fernando Ferrand, padre e hijo. Leonardo contó los problemas que tuvieron sus compañeros en la etapa de ayer entre Belén y Chilecito.

“Nos encontramos con los Ferrand que no habían cargado suficiente gasolina. Un buen samaritano que quiso ayudar les dio agua en una galonera que metieron al tanque. Ahí se quedaron por unas horas, hasta sacar la última gota y limpiarlo”, publicó en sus redes sociales Baronio.

Esto retrasó el andar de los Ferrand y les hizo caer algunos puestos en la clasificación general de coches.

Deja tu comentario