El Bayern Múnich confirmó su condición de favorito, goleó por 0-6 al Paderborn, líder de la tercera Bundesliga, y se clasificó a las semifinales de la Copa de Alemania.

El Paderborn salió en plan valiente y hasta marcó un gol de tiro libre, anulado por fuera de juego, en el minuto 8 que le hubiera podido dar un mínimo de tensión a un partido que con el correr de los minutos se fue convirtiendo en un monólogo bávaro.

Pese al atrevimiento del Paderborn y la intensidad que le puso al trabajo defensivo, el Bayern se apropió de la pelota desde el comienzo y el primer gol llegó en el minuto 19 por medio del francés Kingsley Coman, que marcó con un disparo con la pierna derecha tras un pase de Thomas Müller.

En el minuto 25 llegó el segundo, marcado por Robert Lewandowski, a pase de Coman.

Las posibilidades de éxito del Paderborn pasaban por mantener el marcador igualado durante el mayor tiempo posible y apostar por que el Bayern Múnich empezara a caer en la impaciencia, pero los dos goles en un lapso de seis minutos acabaron con todas sus esperanzas.

En el 42, Joshua Kimmich, tras recibir un pase de Mats Hummels que superó a toda la defensa del Paderborn, marcó el tercero.

Corentin Tolisso, que había entrado al campo por Müller, aumentó la cuenta en el minuto 55 al rematar de cabeza un saque de esquina lanzado por James Rodríguez.

La puntilla la clavó Arjen Robben con dos goles hacia el final del partido; el primero en el minuto 86, con un remate con la zurda tras una combinación con Coman y Rudy, y el segundo en el 88, desde corta distancia y excepcionalmente con la pierna derecha tras un pase de Franck Ribery.

Deja tu comentario