Con Rio calentando los tambores para el Carnaval, el Vasco da Gama quiere unirse el miércoles a la fiesta cerrando ante Universidad de Concepción su esperado pase a la tercera fase de la Copa Libertadores, que ya acaricia tras el 4-0 de la ida en Chile.

“Fui muy claro con los jugadores: la principal sorpresa de este inicio de Libertadores fue nuestra victoria por una diferencia tan grande (…) Pero también les dejé bien claro que la mayor tragedia puede ser nuestra eliminación”, explicó.

Pese al cómodo colchón de la ida y al clima festivo que envuelve a un Rio casi de Carnaval, los brasileños no quieren salir a especular ante una hinchada que lleva sin asistir a un partido de Libertadores desde los cuartos de final de 2012.

Sin el veterano Luis Fabiano, recuperándose de una larga lesión que podría hacerle abandonar el equipo, y con un plantel en reconstrucción, Zé Ricardo volverá a apostar por los jóvenes que brillaron en Chile.

Tras prepararse a conciencia para la que iba a ser la segunda participación en la Libertadores de su historia, las ilusiones del modesto Universidad de Concepción apenas duraron 15 minutos. Fue lo que tardó el joven Evander en poner al Vasco 2-0, dejando la clasificación a un abismo de los chilenos.

Deja tu comentario