Valentina Shevchenko necesitó menos de diez minutos para vencer por sumisión a la brasileña Priscila Cachoeira después de haberle propinado 230 golpes. Gracias a su contundente triunfo, la ‘Bala’ se convirtió en la próxima retadora al título de peso mosca de UFC (56,69 kg), hoy en manos de Nicco Montaño.

Pero Shevchenko asegura también que tiene una cuenta pendiente con Amanda ‘Leona’ Nunes, monarca de la división gallo (61,2 kg), quien la derrotó en setiembre pasado por decisión de los jueces.

— En tu última pelea buscaste llevar a tu oponente al piso desde el inicio, ¿esa siempre fue la estrategia?
Junto a mi entrenador, Pavel Fedotov, siempre trabajamos diferentes escenarios que puedan darse en las peleas. Mi plan era dominar el combate totalmente, pero tampoco esperé una pelea fácil conociendo el estilo de pelea de Priscila [Cachoeira].

— Después de un debut en peso mosca con una victoria tan clara, ¿es la pelea contra la campeona de la división, Nicco Montaño, la única que tiene sentido para ti?
Así es. Justo aparezco en el primer lugar en el ránking oficial de UFC en peso mosca. Además, el mismo Dana White [presidente de UFC] aseguró que mi siguiente pelea va a ser por el título.

— Si Nicco Montaño tarda en recuperarse, ¿aceptarías pelear contra otra rival en esa división?
No creo que tarde en recuperarse, no puede estar lesionada por siempre.

— En estos días se ha cuestionado mucho la actuación del árbitro Mario Yamasaki en tu pelea contra Priscila. ¿Crees que debió detener las acciones antes?
Mi tarea como peleadora es no parar hasta que me detengan o hasta que consiga un nocaut o una sumisión. A veces, las personas dicen que la pelea fue parada demasiado pronto. Ahora dicen que fue muy tarde. Yo estoy feliz de haber sometido a mi rival, así no queda ninguna duda.

— Comentaste que todavía tienes asuntos pendientes con Amanda Nunes, campeona de peso gallo, donde peleabas hasta hace poco. ¿Tu objetivo es retornar a esa división para enfrentarla?
Sí, ese es mi plan. Además, sabiendo al 100% que nuestra última pelea yo no la perdí.

— Entonces, ¿cuándo sería ese retorno?
Mi plan es hacer algunas peleas en peso mosca. Después quiero tener mi revancha con Amanda.

— En tu última pelea, tu hermana Antonina no estuvo en tu esquina. Sé que son muy unidas, ¿te afectó eso de alguna forma?
Ella estuvo durante ese tiempo en Kirguistán. Todo el tiempo nosotras nos comunicamos por Skype. Así yo siempre sentía su presencia.

— ¿A qué se debió su ausencia en esta pelea?
Después de su brillante victoria en MMA a finales del 2017 en Dubái, ella aprovechó para ver a nuestra mamá en Kirguistán. Ella lo merecía porque el año pasado fue muy bueno para ella. Entrenó muy duro y tenía que descansar un poco.

— Además de hermanas, ustedes forman un equipo, ¿la meta trazada con ella también es UFC?
Sí, a ella también le gustaría entrar a UFC en el futuro. Ahora ella es la campeona de muay thai de Lion Fight y va a defender su título este año. También pelea MMA en la organización Phoenix Fighting Championship.

— En mayo, UFC estará en Chile, un país vecino del Perú, y a los fanáticos les gustaría verte ahí…
Sí, me gustaría pelear más en Latinoamérica. Tengo muchos fans allá, ellos siempre me apoyan. Y yo siempre trato de alegrarlos en mis peleas.

— ¿Crees que el Perú está preparado para albergar un show de la UFC?
Espero que sí. Recibir un show de UFC es un gran trabajo. Pero al mismo tiempo, si la organización es buena y de calidad, puede abrir muchas puertas.

— ¿En el corto plazo, está en tus planes hacer un campamento en Lima o en la selva, en la que también entrenaste algún tiempo?
Aún no hemos planeado nuestro próximo campamento, pero estoy siempre feliz de regresar a mis lugares favoritos, visitar a mis queridos amigos y pasar buen tiempo con ellos.

Deja tu comentario