El brasileño Vasco da Gama goleó 4-0 al boliviano Jorge Wilstermann en el partido juego de ida de la tercera fase de la Copa Libertadores-2018 disputado este miércoles en Rio de Janeiro.

Vasco se abrió espacio en la cancha desde el primer minuto del partido y los resultados no demoraron en llegar con los goles de Paulao (18) y Paulinho (40).

En el complemento Yago Pikachu (87) y Rildo (90+3) sellaron el resultado a la espera de lo que ocurra en el juego de vuelta el próximo miércoles en Sucre, Bolivia.

Vasco se abrió espacio en la cancha desde el primer minuto del partido y los resultados no demoraron en llegar con los goles de Paulao (18) y Paulinho (40).

En el complemento Yago Pikachu (87) y Rildo (90+3) sellaron el resultado a la espera de lo que ocurra en el juego de vuelta el próximo miércoles en Sucre, Bolivia.

El equipo que resulte victorioso al cabo del partido de vuelta, previsto el 21 de este mes, ganará un billete a la fase de grupos del principal torneo de clubes de la Conmebol.

1. Brasileños en el equipo boliviano

Jorge Wilstermann, equipo de la ciudad de Cochabamba, traerá al estadio de Sao Januario un elenco con al menos dos jugadores brasileños como titulares: el atacante Serginho, camisa 10 de los bolivianos y responsable de dos goles en la fase anterior frente a Oriente Petrolero; y el zaguero Alex Silva (ex Sao Paulo y Flamengo).

El atacante Lucas Gaúcho integra la plantilla de suplentes.

Además de entrenar todos los días desde el viernes, los cruz-maltinos estudiaron meticulosamente al combinado dirigido por Álvaro Peña.

Cuidarse de los contraataques veloces y neutralizar a Serginho figuran entre las prioridades, después de observar videos con las últimas actuaciones del Wilstermann.

El equipo boliviano tuvo que apretar los dientes en su último partido cuando su compatriota Oriente Petrolero lo puso contra las cuerdas al sacarle un 2-2 en Sucre, pero insuficiente para revertir la derrota 2-1 en Santa Cruz.

2. Salir ilesos en casa

En la fase anterior, los cariocas derrotaron sin piedad a la chilena Universidad de Concepción, con victorias de 4-0 y 2-0.

Pero los cariocas no pueden confiarse: el miércoles es sólo el comienzo de un partido de 180 minutos, cuya segunda mitad se disputarán a 2.800 metros de altitud, en el estadio Olímpico Patria de la ciudad de Sucre.

En el partido de ida “tenemos que ser perfectos atrás, buscar el ataque y aprovechar las chances que aparecen”, afirmó el mediocampista del Vasco Wagner.

Sacar una ventaja jugando en casa quitará mucha presión de los brasileños para enfrentar el siempre difícil juego en la altura.

Para mejorar su desempeño en la vuelta, los cariocas ya prevén concentrarse en Santa Cruz de la Sierra los días previos y viajar a Sucre el mismo día de la competencia.

3. Cuidado con el verdugo

Vasco da Gama, uno de los ‘grandes’ del fútbol brasileño y campeón de la Libertadores en 1998, volvió a la escena internacional, su primera participación en la Copa desde que fue cuartofinalista en la edición de 2012.

El 2013 marcó el inicio de muchos problemas para el ‘Gigante da Colina’: se fue a la segunda división por dos años pero, tras retornar a la máxima categoría en 2015, nuevamente los problemas económicos lo llevaron al fracaso deportivo con otro descenso, del que logró recuperarse un año después.

Aunque se trate de un equipo que jamás conquistó un título internacional, Wilstermann es recordado por los brasileños como el verdugo del Atlético Mineiro en las octavas de final de la Libertadores 2017 y un equipo que también creó dificultades para el Palmeiras en el mismo torneo.

Después de eliminar al ‘Galo’, el conjunto boliviano cayó en los cuartos de final ante River Plate.

Es la primera vez que Vasco enfrenta un equipo de Bolivia en la Copa Libertadores.

El ganador caerá en el Grupo 5, en el que están Cruzeiro de Brasil, Universidad de Chile y Racing de Argentina.

Deja tu comentario