Gremio, campeón de la Copa Libertadores de 2017, conquistó este miércoles en la definición por penaltis (5-4) su segunda Recopa Sudamericana sobre un Independiente, campeón de la Sudamericana, que solo desperdició su último cobro.

El Gremio, que había conquistado la Recopa en 1996, no consiguió abrir el marcador en su casa, el estadio Arena do Gremio de Porto Alegre, ni en los 90 minutos reglamentarios ni en los 30 complementarios y tuvo que esperar que el Independiente desperdiciara un penalti para conmemorar.

Los penaltis del Gremio fueron anotados por Maicon, Cícero, Jael, Everton y Luan. Por el Independiente anotaron Fernando Gaibor, Maximiliano Meza, Nicolás Domingo y Silvio Romero, pero Martín Benítez desperdició el suyo.

En el partido de ida, disputado el miércoles de la semana pasada en el estadio Libertadores de América de Buenos Aires, el Gremio consiguió un valioso empate 1-1 a domicilio con un gol de Luan y una anotación en puerta propia de Bruno Cortes.

Deja tu comentario