Muchos se preocuparon al extremo por el diagnóstico de la lesión que sufrió Pedro Gallese en la rodilla durante el partido entre Veracruz y América (1-1). El parte médico señaló que tenía que ser operado en la rodilla.

Lo primero que se pensó es que estaría grave y se perdería la Copa del Mundo 2018. Ni lo uno ni lo otro. Afortunadamente, Pedro Gallese presentó un problema menor en uno de sus meniscos. Y el médico cirujano que lo intervino aseguró que era una “lesión simple”.

“Es una lesión simple y tendría que ser una operación rápida y por ende también una rehabilitación rápida; lo podríamos ver competir en cuatro semanas y seguir en búsqueda del objetivo principal del equipo en el que juega”, explicó Rafael Ortega en diálogo con “xeu deportes”.

“Tenemos una lesión del menisco, es una lesión del cuerno anterior del menisco lateral. La lesión puede ser por hiperextensión o por choque, un trauma directo, otras veces es una rotación no debida o en este caso es un trauma directo en la rodilla del futbolista”, agregó.

Pedro Gallese fue operado por quien fuera el doctor principal de las Chivas de Guadalajara. El galeno Rafael Ortega es una eminencia en ese tipo de labores quirúrgicas. Casi todos los jugadores aztecas lesionados pasaron por sus manos.

“El tiempo de rehabilitación para Pedro Gallese será de hasta cuatro semanas y en cinco o seis, ya podría estar haciendo fútbol”, explicó. De esa manera se puede intuir que el golero nacional no formará parte de los amistosos de marzo ante Croacia e Islandia en Estados Unidos.

Deja tu comentario