Cristiano Ronaldo sigue fino de cara al gol y lo demostró con el tercer gol del Real Madrid, el segundo en su cuenta personal, ante Alavés por la jornada 25 de la Liga española. Además, fue el gol 300 del portugués en este torneo.

A los 31 minutos una jugada por banda izquierda pasó por el francés Karim Benzema que cedió el balón para Gareth Bale, y este último para Lucas Vázquez quien muy firme asistió a Cristiano Ronaldo que no perdonó.

Un remate fuerte cruzado del portugués dejó sin opciones al golero Fernando Pacheco que se estiró, pero no pudo evitar la conquista del cuadro local.

La inclusión del poderoso tridente ofensivo conformado por Ronaldo, Benzema y Bale (‘BBC’) le ha rendido frutos a Zinedine Zidane, pues pese a no contar con Kross y Modric alcanzó el triunfo con mucha contundencia.

Deja tu comentario