“Lewis Hamilton, Mercedes F1 Team” by  (CC BY-SA 2.0)

Tras nueve carreras disputadas, parece que Mercedes no tiene tan fácil lograr el que sería su quinto Mundial de F1 consecutivo.

Después del Gran Premio de Austria, Sebastian Vettel vuelve a dominar la clasificación de un Mundial de Fórmula 1 en el que el gran favorito según las apuestas deportivas de bet365 sigue siendo Lewis Hamilton. El inglés ha ganado tres de los últimos cuatro campeonatos y espera alzarse con su quinta corona, elevando de esa manera su leyenda aún más en el deporte automovilístico.

Con 146 puntos, el alemán aventaja en uno al británico, que hizo en esta carrera su primer 0 de la temporada. Lo cierto es que la igualdad a falta de 12 Grandes Premios por disputarse no solo entre ellos, sino entre los seis primeros, es máxima, pero la realidad es que parece que volverán a ser estos los que se jueguen la victoria en el Mundial.

Por detrás de ellos vienen un grupo muy compacto de los otro cuatro pilotos que aspiran a ganar las carreras, pues el resto de la parrilla no tiene un coche suficientemente competitivo como para ello. Kimi Raikkonen (101), Daniel Ricciardo (96), Max Verstappen (93) y Valtteri Bottas (92) son las otras alternativas, aunque realmente será muy complicado que lleguen a pelear por ganar su primer título. La distancia no es grande, pero no tienen la regularidad que los otros dos monstruos, que acumulan esta temporada cinco y seis pódiums, respectivamente.

Lo que sí que está claro es que cada vez le cuesta más a Mercedes imponer su superioridad sobre otros equipos. Hace cuatro años que comenzaron un ciclo ganador, paseándose allá por donde iban y teniendo en sus pilotos el único rival para llevarse el Mundial. Sin embargo, ya el primer tramo del curso pasado Ferrari demostró estar mucho más cerca de lo que se esperaba de la marca alemana, razón por la cual Vettel pudo disputarle el campeonato a Hamilton.

Precisamente vuelve a ser la casa italiana la que amenaza con acabar con un reinado que por el momento ha durado cuatro años, tiempo en el que Mercedes ha hecho el doblete de Mundial de Pilotos y de Constructores. Pero parece que este sí que podría ser el final, al menos en uno de los dos títulos, de la fábrica de Stuttgart, que tendrá que elevar sus prestaciones si no quiere que Ferrari y Red Bull sigan recortando las distancias con ellos.

Y es que, a pesar de que el inicio de los austríacos no fuera nada bueno, en las últimas carreras han demostrado tener coche como para competir con los otros dos. De hecho, entre Verstappen y Ricciardo han ganado esta temporada tres carreras y dos de las últimas cuatro, lo que demuestra esa subida de nivel por parte de Red Bull.

Ahora Mercedes espera tener un curso parecido al anterior en el que en el segundo tramo recuperó ese primer puesto que les diferencia como mejor coche de la parrilla y que permitiría tanto a Bottas como a Hamilton estar un peldaño por encima del resto, siendo siempre los favoritos para cada carrera que se disputa.

Deja tu comentario