Miles de franceses salieron este martes a las calles de París y otras ciudades del país para celebrar la clasificación de su selección de fútbol a la final del Mundial de Rusia. Durante los festejos, se produjeron corridas, incidentes y choques con la policía.

Justo después de que concluyera el 1-0 sobre Bélgica en San Petersburgo, los hinchas “bleus” pusieron rumbo hacia los Campos Elíseos para festejar el triunfo.

Los aficionados encendieron petardos y cantaron “La Marsellesa”, el himno nacional. “Estamos en la final”, cantaban. Además, cerca de 20.000 personas siguieron el partido en una pantalla gigante cerca del ayuntamiento.

El defensa del Barcelona Samuel Umtiti marcó de cabeza el único tanto del partido en el minuto 51 para clasificar a Francia a su tercera final de una Copa del Mundo. Ganó la primera, en 1998, pero cayó en la segunda, en 2006.

“Les Bleus” se medirán en la final del domingo con Inglaterra o Croacia, que chocan mañana en el estadio Luzhniki de Moscú, sede también de la final.

Deja tu comentario