Ya tenemos al primer finalista de la Copa Libertadores 2018. River Plate demostró que los partidos tienen que lucharse hasta el final y logró un triunfo heroico ante Gremio en Brasil. Fue una victoria por 2-1 que tuvo un penal polémico que a la postre decidió el partido.

El ‘Millonario’ remontó en el Arena do Gremio el tanto inicial de Leonardo Gomes, en el minuto 35, con los goles del colombiano Rafael Borré en el 81′ y del argentino Gonzalo Martínez, de penal, en el 94′.

Precisamente, esa jugada provocó un momento bastante tenso en el Arena do Gremio, pues los brasileños consideraron injusta la decisión de Andrés Cunha de cobrar un mano en el área. Además, expulsó a Bressan por esta acción.

River Plate se clasificó así por el valor agregado que tienen los goles anotados de visitante, tras perder por 0-1 la semana pasada en su cancha.

Deja tu comentario