Con un golazo de Griezmann

Barcelona venció 1-0 a Eibar en la última fecha de LaLiga

Barcelona cerró la temporada 2020/2021 con una victoria ante Eibar. No jugó Lionel Messi.

Un gol del francés Antoine Griezmann en el tramo final dio este sábado los tres puntos a un desganado Barcelona que tardó mucho en empezar a carburar, aunque al final impuso su mayor calidad sobre un alicaído y ya descendido Eibar.

El partido era intrascendente para la clasificación liguera, con el Eibar ya descendido desde la penúltima jornada de manera matemática,y el Barcelona fuera de toda opción de ganar LaLiga Santander.

A pesar de ello los muchos jugadores no habituales en ambos equipos salieron con ganas. El Barcelona comenzó dominando y demostrando la calidad combinativa que atesora, aunque no estuvieran en el campo muchos de sus futbolistas estrella, empezando por Messi.

Sin embargo el primer aviso lo dio Kike García en el minuto 5 tras recibir un pase de Soares, aunque su tiro no llegó bien a la portería.

El partido discurrió durante sus primeros minutos por cauces tranquilos y fuera de la tensión competitiva de tener que lograr los puntos para algún objetivo y ello mejoró el espectáculo con un fútbol más abierto.

Nuevamente tentó la suerte el Eibar con un tiro flojo de Bryan Gil, tras una espectacular galopada y una combinación con Soares, pero Neto lo detuvo sin problemas. Los armeros llevaban más profundidad que un Barcelona que estaba a la expectativa.

La tercera ocasión local llegó poco después en un tiro de Enrich tras robar un balón en el área culé que Mingueza desvió con la pierna a córner. Y en la siguiente jugada Inui, disparó un tiro desde lejos sobre la puerta rival, pero sin consecuencias. El Eibar mostraba más ambición que un relajado Barcelona.

Los visitantes intentaron reaccionar con un tiro lejano de Mingueza que casi sorprende a un adelantado Yoel que detuvo con apuros. El Eibar no se rendía y Diop cabeceó un balón por encima del larguero en otra ocasión armera. Mucho más interés en el Eibar por ganar el partido ante un desmotivado Barcelona.

En el minuto 26 una falta bien sacada por Correa acabó en las piernas de Oliveira, que enganchó un buen disparo que se fue alto. Los locales merecían el gol por su insistencia y el Barcelona no daba señales de reaccionar.

Kike García tras un precioso recorte que acabó con un disparo raso y muy bien colocado, la volvió a tener, pero una mano salvadora de Neto lo impidió. Y sin tregua Inui volvió a fusilar a Neto, que también la detuvo con la mano. El Eibar no se había encontrado con tantas ocasiones seguidas en toda la temporada.

El Barcelona intentó reactivar su juego en el tramo final de la primera mitad, por medio de Griezmann, que dio más velocidad al equipo culé, pero sin crear apenas peligro. Fue el Eibar el que la volvió a tener al filo del descanso tras un cabezazo de Kike García, que se fue alto.

En la segunda mitad Koeman introdujo tres cambios intentando revertir la situación con la entrada de Umtiti, Alba y Brainthwaite por Mingueza, Junior y Trincao, mientras que Mendilibar retiró a un lesionado Bryan Gil y puso en su lugar a Pedro León.

Los cambios parecieron surtir efecto en primera instancia, ya que el Barcelona jugó con más profundidad y creando más peligro. De hecho la primera ocasión fue por medio de un tiro cruzado de Dembelé que se fue por encima de la red.

En el minuto 54 entró en el campo el joven Riqui Puig para sustituir a un lesionado Ilaix. El Barcelona pareció tomárselo más en serio en este segundo período, en el que comenzó a imponer su juego.

El Eibar entró en una fase más plana, con mucha menos mordiente ofensiva que la demostrada durante la primera mitad. La baja de Bryan Gil les pasó factura. El Barcelona poco a poco iba haciéndose dueño y señor del campo, aunque tampoco lograban materializar ocasiones claras de gol. Un tiro lejano de Pedro León fue el pobre bagaje ofensivo de los armeros durante los 20 primeros minutos de la segunda mitad.

Un jugadón de Dembelé acabó con un tiro del propio jugador culé, que a punto estuvo de adelantar al Barcelona, que cada vez resultaba más amenazante. El Eibar se replegaba en su área y ya daba por bueno el empate. Mendilibar optó por otro triple cambio para refrescar a su equipo, dando entrada a Pozo, Bigas y Quique González. Arbilla en el minuto 79 lanzó una falta que pegó en la barrera barcelonista cuando iba bien dirigida a portería, en otra de las pocas ocasiones armeras de este segundo período.

El Barcelona había perdonado demasiado durante esta segunda parte hasta que se cansó y en el minuto 80 Griezmann con una volea inapelable adelantó al Barcelona de manera magistral, tras recibir un balón rebotado por el defensa armero Anaitz Arbilla.

La calidad culé acabó imponiéndose, aunque el Eibar intentó reaccionar por medio de un tiro de Inui, que pegó en Araujo, que lo desvió al larguero.

En la siguiente jugada Dembelé volvió a tenerla, pero no entró. La última volvió a ser de Inui, en otro tiro desde lejos que salió alto por muy poco. Al final el Eibar se despìde de Primera con una derrota ante un equipo al que no ha podido ganar nunca en los 14 partidos que han jugado en la élite.


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar